upap

Noviembre 2019

Nº 10


MISAS DEL MES:

viernes día 1: en el cementerio de Tazones a las 11; en Careñes (Misa y visita al cementerio) a las 12; en Argüero (Misa y visita al cementerio) a la una; en Oles (Misa y visita al cementerio) a las 4 y en Arroes (Misa y visita al cementerio) a las 5 y media.

Sábado 2: en Bedriñana (Misa y visita al cementerio) a las 11; en Villaverde (Misa y visita al cementerio) a las 11 y media; en San Justo (Misa y visita al cementerio) a las 12 y media; en Castiello (Misa y visita al cementerio) a la una; en San Martín del Mar (Misa y visita al cementerio) a las 4 y media; en Tazones (iglesia) a las 6.

Domingo 3: en San Justo Misa a las 10; en Bedriñana, a las 11, Misa por Mariano Sariego y Mª Luisa Martínez; en Tuero (Misa y visita al cementerio) a las 11; en La Lloraza (Misa y visita al cementerio) a las 12; en Sariego (Misa y visita al cementerio) a la una; en Arroes Misa a las 5.

Sábado 9: en Bedriñana, a las 12, aniversario de Mª Luisa Solares; en Argüero a la una; en la capilla de Santiago a las 4; en Tazones a las 5 y en San Martín del Mar, a las 6, por Aurora Estrada.

Domingo 10: en Bedriñana, a las 11, por Ramón, Ceferina, Lorenzo, Enrique, Clementina, Luis, Angel y Ana; en Villaverde, a las 12, por Silvino; en Castiello a la una y en San Miguel de Arroes, a las 5, por Aurelio y Fredesvinda.

Sábado 16: en Argüero a la una; en Oles (iglesia nueva) a las 4 por Rogelio; en Tazones a las 5 y en San Martín del Mar, a las 6, por Víctor y Josefina.

Domingo 17: en Bedriñana, a las 11, por Celestino Fernández; en Careñes, a las 12, por Ester Alvarez y por Alberto, América y Víctor; en Castiello a la una y en Arroes a las 5.

Sábado 23: en Argüero a la una; en la capilla de Santiago a las 4; en Tazones a las 5 y en San Martín del Mar, a las 6, por Elena Vigil.

Domingo 24: en Oles (antigua iglesia) a las 10; en Bedriñana, a las 11, por Faustino y Marina García; en Villaverde, a las 12, por Manuel y Guadalupe; en Castiello a la una; en Careñes, también a la una, fiesta de Santa Cecilia y en San Miguel de Arroes, a las 5, por Silvestre, Ludivina e hijo.

Viernes 29: en Tuero a las 5<

Sábado 30: en Sariego a las 12; en Argüero a la una; en la capilla de Santiago a las 4; en Tazones a las 5 y en San Martín del Mar, a las 6, por Adrián Gancedo.


OTROS AVISOS:

Colecta día del Domund: Argüero 69,82 euros; Arroes 63,05; Bedriñana 114,10; Careñes 65,10; Castiello 86,50; San Martín 37 y Tazones 35,27. En Oles y en Villaverde se recoge hoy.

-Para facilitar mejor las cosas a las familias implicadas, este año tendremos también catequesis para la Comunión, además de en Argüero y en Arroes, en Oles y en Tazones.

-Como en años anteriores, se organiza en Covadonga un retiro espiritual para laicos al comenzar el Adviento. Será el sábado día 30 de noviembre, a partir de las 10 y media, en la Casa de Ejercicios. Si te interesa, dímelo para organizar el viaje.

-A mediados de octubre hubo reunión del Consejo Parroquial de Careñes y en la misma decidimos recuperar la fiesta de la patrona, organizando un pincheo después de la Misa, reparar las goteras del cabildo, encargar un armario para la sacristía, cortar algunos árboles y podar otros en el campo parroquial y reparar el cercado del mencionado campo. Con el saldo de que disponemos en caja es probable que no nos llegue para costearlo todo, por lo cual habrá que “pasar la cesta”.


OPINION:                                  

Una aclaración y una de entierros

-Supongo que casi todos los lectores de esta Hoja conocen “El fielato”, un periódico semanal que se distribuye gratuitamente en el centro y el oriente de nuestra región. Vaya por delante mi reconocimiento a quienes, semana tras semana, consiguen sacarlo a la calle para publicitar los pequeños y grandes eventos de nuestra Asturias del alma. En el último número de septiembre escribía su antiguo director, Borja, un artículo-popurri de temas eclesiásticos varios, con ese tic anticlerical, tan español. Para comentarlos todos haría falta un espacio del que no dispongo en esta hoja, por lo cual me ciño al tema que más se presta a la demagogia y que más puede calar en los lectores. Decía el ínclito Borja que “los vecinos de los pueblos arreglan sus iglesias y capillas, pero estas siguen siendo de los señores curas. Y, si se descuidan, se quedan con tu casa, porque tienen potestad legal de hacerlo”. ¡Vaya, vaya! A ver si va a resultar que soy terrateniente y no me había enterado. ¿Me querrá cambiar el señor Borja sus bienes muebles e inmuebles por los míos? Apuesto pincho y café a que no. Y, si se atreve, el chasco iba a ser macanudo, porque sólo se llevaría la ropa, cuatro libros y un coche de segunda o tercera división. A ver, hombre, hasta el menos enterado sabe que iglesias, capillas, cementerios y prados o campos parroquiales tienen como titular jurídico al Obispado. Y no es lo mismo precisamente decir Obispado que curas. Los arreglos de iglesias, capillas y cementerios son costeados ciertamente por los vecinos, que son quienes usan habitualmente esos espacios; nadie del Obispado va a venir a usar tu iglesia o tu cementerio. La titularidad jurídica del Obispado sobre esos espacios pretende garantizar que sólo sean utilizados para sus fines específicos y no se les de un uso inadecuado. Si la propiedad fuese del pueblo, o de los vecinos, en condiciones normales no tendría por qué ser muy distinto, pero siempre cabría la posibilidad de que un mal día a tres o cuatro vecinos se les cruzasen los cables y montasen en la iglesia o en el cementerio un espectáculo escandaloso. ¿Y quién podría pararles los pies, siendo propietarios? Se trata, por tanto, de una cuestión de seguridad jurídica, la misma que buscan los Ayuntamientos con los cementerios que no son parroquiales, pero son municipales. Así que cabe decir que, aunque la propiedad de derecho sea del Obispado, de hecho es de los vecinos. En estas parroquias, sin ir más lejos, tenemos precisamente ejemplos de inmuebles varios que están siendo utilizados por vecinos en precario o con gastos de mantenimiento mínimos. Y, para decirlo todo, también hay que lamentar que el Obispado tenga medio abandonadas algunas de esas propiedades, como la rectoral de Castiello, y no será precisamente porque los curas no avisemos. Del tema de las inmatriculaciones, al que también se refería Borja, ya escribiré otro día. Hablando de usos adecuados o inadecuados de los espacios eclesiásticos, a más de uno le llamaría la atención el hecho de que unos trabajadores de Vesuvius hayan estado encerrados en la catedral ovetense unos días, con la anuencia del obispo, para defender sus puestos de trabajo. ¡Qué curioso que algunos, que denigran a la Iglesia por activa y por pasiva, recurran a ella, cuando se encuentran apurados! Pero, en fin, así son las miserias humanas. A lo que iba: leí un artículo en un periódico digital supuestamente católico en el que ponían a nuestro Obispo de chupa de dómine por consentir este encierro. ¡Vaya, vaya! No saben dónde encasillar a don Jesús: a veces le tachan de ultraconservador y ahora de lo contrario. Buena señal. ¿A ti te parece bien, paciente lector, que el Obispo haya permitido este encierro en la catedral? A mi personalmente sí, siempre y cuando se le deje claro a la sociedad asturiana que ese no debe ser el procedimiento habitual. Porque conflictos laborales los hay todos los días, en democracia hay otros foros para dirimir esos problemas y la catedral no es precisamente uno de ellos. Pero bueno, considerando que hay más de cien familias en el aire y que hace veinte años que no hay encierros de este tipo en la seo ovetense, excepcionalmente está bien que la Iglesia explicite de forma más clara su cercanía con los damnificados. Al menos en esta ocasión no convirtieron la torre de la catedral en un escaparate de zafiedad y mal gusto, como habían hecho los de Duro Felguera en su día, con sus trapos y banderas rojas.

-El pasado jueves, el mismo día de la exhumación y nueva inhumación de Franco, fueron también noticia otros “enterrados”, aunque tuvieron menos eco mediático. Se publicaron las nuevas cifras del desempleo, que desgraciadamente volvió a aumentar en los últimos meses, y, dentro de ese gran conjunto que constituyen los parados, se incluye el subconjunto de los “sin techo”, los más pobres de los pobres, que ese día fueron también noticia, porque diversas organizaciones, entre ellas nuestra Caritas, organizaron manifestaciones en las principales ciudades del país para sensibilizarnos a todos sobre este problema que afecta a la friolera de 40.000 españoles. Y mira que se suceden gobiernos de todos los colores y no aparece ninguno que sea capaz de “desenterrar” a estos “muertos” vivientes. Menos mal que estamos en un Estado de bienestar, dicen. Si te acuerdas, piensa en todos estos “enterrados” el día que toque votar, a ver si aciertas y eliges a quien tenga más claro a quién urge desenterrar de verdad.

 

          

J. Manuel Fueyo Méndez